jueves, 29 de enero de 2015

Que tiene que ver Gigi Zanchetta con Diosdado Cabello?



Según Diego Arria, la famosa actriz de los años 80 fue amante de Diosdado Cabello y le robó 120.000 dólares de la caja fuerte de su oficina.
El chisme se regó como la pólvora en medio de las acusaciones que le ha hecho el ex-escolta de Hugo Chavez a Diosdado Cabello, de quien asegura que se trata de un capo de la droga, e incluso afirma que es el jefe del famoso “Cartel de los Soles” conformado por políticos, figuras públicas y varios militares de alto rango, que formarían parte de este grupo delictivo que se encarga de traficar drogas hacia Cuba, Puerto Rico e incluso a los Estados Unidos.
Este cartel tendría muchas más sorpresas dentro de sus filas, ya que Leamsy Salazar asegura que hasta el hijo de Chavez se prestaba para hacer transporte de cargamentos de droga hacia Cuba, en aviones de PDVSA.
La actriz Gigi Zanchetta hasta el momento no ha negado sus amoríos con Diosdado Cabello, y hasta ahora nadie la ha relacionado con alguna organización delictiva. Diego Arria asegura que ella fue sorprendida por las cámaras de seguridad de la oficina de Diosdado, mientras robaba 120.000 dólares de la caja fuerte, en una de sus visitas a Cabello. Al no tener pruebas de lo que afirma, tanto Diego Arria como los que han dicho que este rumor es cierto, corren el riesgo de ser demandados por difamación, a menos que demuestren con pruebas, unos hechos que casi todo el país sabe que son completamente factibles, debido a las riquezas que han hecho los funcionarios del régimen y a la falta del suministro de datos en lo que se refiere a las cuentas públicas, de las cuales nadie conoce ningún detalle. A dónde han ido a parar los ingresos de la renta petrolera en Venezuela?
El régimen también podría ser demandado por esconder las cuentas al país y engañar al pueblo, además de que no han habido datos concretos acerca de la inflación en los últimos meses ni los índices económicos más básicos, lo que hace sospechar claramente de que las cuentas no están nada claras.